26 de diciembre de 2007

 20:52         2 comments
Cuantas veces, en nuestro deambular por los difíciles caminos de nuestra vida, ávidos de encontrar algo que nos haga de alguna manera más felices, más plenos, que nos haga sentir vibrar, en un momento, casi sin quererlo hemos sentido que nuestro corazón se paraba por una visión espectacular, casi etérea. Al quedarnos parados, así como que la cosa no quiere y ver más de cerca tal motivo por el cual nos vino el parón, nos damos cuenta que no, que no era para tanto, que nos había parecido, que pensabamos, que creíamos....
Ya más centrados y pasados unos minutos, rebobinamos y volvemos a sentir ese momento, en el cual sentimos que nuestro corazón se paraba, nos damos cuenta de que fue una suerte vivir esos instantes, repasando todas nuestras paradas de corazón, uno se llega a dar cuenta que no es por casualidad poder sentir, el tener capacidad para ser feliz, para vibrar, para sentir y para estar más plenos, es una suerte poder ser así y poder disfrutar de todas esas sensaciones que tenemos guardadas y muchas veces, insignificantemente afloran uno o mil instantes, reflejando todo lo nuestro, todo lo que llevamos dentro.
P.D. Escucho ¡¡Oh Happy Day!! Orquesta Paul Mauriat.

Imagen sacada de la red, si tiene derechos de autor, mandar email y sera retirada.

2 comentarios:

Kpax dijo...

Creo que eso es por que seguimos teniendo sangre en la venas por fortuna.

Un saludo

Anónimo dijo...

Dicen que la vida es como un viaje por mar,hay dias en calma , y dias de borrasca.
lo importante es ser un buen capitán de nuestro barco.

Sígueme

  • Algunas cosas directamente a tu e-mail

  • O suscríbete por otras vías:RSS

Frase del día

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.

Últimos comentarios

pellón - 2015. Con la tecnología de Blogger.

Fotos Flickr

Roy Tanck's Flickr Widget requires Flash Player 9 or better.

Get this widget at roytanck.com

Agregar a favoritos

Add to Technorati Favorites