3 de octubre de 2007

 14:55         6 comments
El título se las trae, pero tranquilos que no es nada lioso aunque lo parezca. Muchas veces en el transcurso de una conversación, sale a colación la frase –como me conozco, se que no lo haré o sé que lo haré-, sino es está es alguna parecida para decir cuanto nos conocemos, nosotros mismos.
Somos muy dados y yo el primero en utilizar estas clases de expresiones cotidianamente, pero por el mero hecho de decir que nos conocemos, no es motivo para que en muchos casos, erramos en cientos de cosas, no damos nuestro brazo a torcer, somos intolerantes y un sinfín de cosas más que enumerarlas sería tedioso y cansino. Pero también es cierto que como nos conocemos, estamos llenos de acciones buenas las cuales nuestro interior no se para a pensar en el momento de ejecutarlas, mirándolo así tenemos nuestro lado bueno.
Hasta aquí, todo perfecto, pero me quiero centrar en la primera parte, en esa por la cual aunque nos conozcamos no damos pie con bola. A simple vista parece fácil, cuando en una exposición tenemos todos los ingredientes, y así todo seguimos y no rectificamos a tiempo, y eso que nos conocemos. Quiere decir esto que no tenemos el suficente autocontrol?, parece ser que no en ciertas situaciones, tampoco voy ahora a decir que lo perdemos siempre, que solamente por el mero hecho de conocernos no podemos contra nosotros mismos y es cuando llega ese momento. En ese instante en el que se hace efectiva esa pérdida, casi siempre nos damos cuenta pero no intentamos hacer nada por evitarlo y es cuando llega el debacle. Esta exposición ha sido lleva al extremo y siempre popularizando.
Ante estos hechos, lo más fácil decir para que no nos pase, es lo que me decía en mí mocedad una persona proba de la cual aprendí "antes de hacer algo, de lo cual no estás muy seguro, cuenta hasta diez". Se que es fácil decirlo, pero deberíamos hacer un esfuerzo y aplicar la frasecita en muchas facetas de nuestros actos cotidianos, posiblemente, nos iría mejor.
Fuente: De la vida misma Foto: elizabeth stephenson.

6 comentarios:

Lara dijo...

Pues yo a veces ni me conozco a mí misma ;)

Pepe dijo...

Pues claro, eso es lo que trataba de explicar, jajajaja. Lo que pasa es que me enrollo y bien, jajjaja.
Gracias Lara.

Anónimo dijo...

yo creo que sí, si,nos conocemoso por lo menos tenemos una noción bastante alta de ello. Pero también tengo que decir que en algún momento de nuestras vidas por cualquier circunstancia puntual decimos "jolin" no se como fuí capaz de esto o de lo otro. Y ahi nos preguntamos, me conozco a mi misma? pero en lo habitual si.
mari

Anónimo dijo...

Pues yo me conozco muy bien... ya aveces me doy miedo, y procuro que el personal me conozca lo menos posible por si acaso, por si me quedo sin amigos. Y no es falta de autoestima, es más bien lo contrario. Es que me conozco y me gusto.Àngels

Pepe dijo...

jolines, yo a veces, ni me conozco, jajajaja

maribel dijo...

Creo que el conocimiento casi total de una persona se produce al final de su vida cuando se ha visto enfrentado a multiples situaciones y experiencias que han posibilitado mostrar sus diferentes reacciones ante éstas.
Cuanto más larga es una vida más conocimientos se adquieren, incluyendo el conocimiento de uno mismo.
Un saludo.

Sígueme

  • Algunas cosas directamente a tu e-mail

  • O suscríbete por otras vías:RSS

Frase del día

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.

Últimos comentarios

pellón - 2015. Con la tecnología de Blogger.

Fotos Flickr

Roy Tanck's Flickr Widget requires Flash Player 9 or better.

Get this widget at roytanck.com

Agregar a favoritos

Add to Technorati Favorites