21 de enero de 2008

 16:00         5 comments
Estaba yo pensando que siempre nos olvidamos de lo que tenemos a nuestro alrededor, igual olvidarse no es la definición exacta. Pero si es cierto que no le damos el suficiente aprecio o no lo dedicamos el tiempo necesario. Cuando la crísis económica está pululando por nuestras cabezas y los viajes interoceánicos no se pueden aguantar, siempre nos queda lo nuestro.
He empezado con nuestros paisajes, nuestros sitios, en fín lo nuestro. Tampoco quiero profundizar más en la cuestión, sin entrar en muchos detalles, siempre ocurre que las pequeñas cosas de las que estamos rodeados diariamente, se nos escapan a nuestra vista, casi siempre sin querer estamos provocando con ello una dejadez que la mayoría de las veces parece hasta desprecio. Dicho sea de paso, tenemos suerte de casi siempre tener a nuestro lado a la persona idónea que nos comprende y calla cuando este tipo de situaciones aparecen.
Por eso y sin querer extenderme más en la cuestión, la cual creo que ha quedado lo suficientemente clara para que de ahora en adelante, por lo menos pongamos un poco más de celo y nos fijemos en nuestro alrededor. Ese pequeño gesto, ese intento de interés, aunque no lo notemos puede suponer para la otra persona creer que se encuentra en el paraíso. A lo dicho, procuremos no olvidarnos, seguro que alguién nos lo agradecerá.

5 comentarios:

MaRa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MaRa dijo...

Hola Pepe!
He leido tu comentario en el blog de Chusbg, casi que he necesitado un tirón de orejas pa espabilarme....
Después de, las llamaré "raras vacaciones", estoy otra vez de vuelta sobretodo, y haciendo referencia al post, porque no me gusta olvidarme de esas cosas que nos rodean, que pueden que sean pequeñas y no se vean a simple vista pero tan importantes que nos llenan y animan a seguir caminando.

Un saludo

santanderin@ dijo...

Muchas veces nos olvidamos que lo mejor que tenemos está ahí al alcance de la mano... en esas cosas que tenemos tan cerca, la familia, los amigos, los vecinos, nuestra tierra, nuestro paisaje... nuestras cosas. Creemos que la felicidad es tener y tener más cosas, cuando está precisamente en lo más sutil, en lo más cotidiano. Lo tuyo.

Anónimo dijo...

Nunca nos olvidamos de lo qué realmente queremos ,si es cierto qué,en algunos momentos somos un poco dejados, pero lo que se quiere de verdad siempre lo tenemos ahi presente.
Hay un dicho qué dice... vale más un hecho qué mil palabras.
mari.

MaRa dijo...

No es que nos olvidemos más bien es que no sabemos apreciar lo que nos rodea, nos parece todo tan insignificante y le damos tan poco a valor. Con el paso del tiempo llegamos a, en parte, apreciar aquello que antes despreciabamos, pero es tanto el tiempo que tiene que pasar que casi siempre, o mejor dicho siempre, perdemos lo que no supimos valora a tiempo

Un saludo

Sígueme

  • Algunas cosas directamente a tu e-mail

  • O suscríbete por otras vías:RSS

Frase del día

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.

Últimos comentarios

pellón - 2015. Con la tecnología de Blogger.

Fotos Flickr

Roy Tanck's Flickr Widget requires Flash Player 9 or better.

Get this widget at roytanck.com

Agregar a favoritos

Add to Technorati Favorites