30 de noviembre de 2007

 18:21         5 comments
Referido al atardecer y no a lo que he tardado en ponerme a escribir, pero debido a un cúmulo de circunstancias, entre ellas de caracter informático, no me ha sido posible. Pero hablando del título, quiero daros de alguna manera envidia (no envidia sana, ninguna es sana). Resulta que hoy por la tarde después del desperezamiento de tresillo vespertino, como casi siempre he salido a darme un paseo por la playa -marea baja-, cielo azul donde los haya y toda una serie de aves marinas pululando por encima. El nordeste de milagro ni una gota, como se dice en el argot marinero -calma chicha- por lo que el paseo ha resultado de lo más gratificante.
No contento con todo lo que os estoy contando, ya muy cerca del extremo de la playa -El Puntal-, cual ha sido mi sorpresa al encontrarme con un sol otoñal, cansado de estar todo el día por ahí pululando por estos mundos, que en ese momento intentaba esconderse cerca de las lomas de Treto. Como si estuviera huyendo, dejando a su paso en el horizonte una amalgama de colores los cuales deleitaban si cabe, aún más la puesta en escena de su huída.
Aunque la descripción no ha sido ni romántica, ni literaria, os puedo asegurar que me ha encantado lo que he podido apreciar. Ya de nuevo y con las pilas cargadas, tendréis noticias mias más de continuo, sin tantos espacios en el tiempo. Saludos y gracias por estar ahí.
Como siempre, la imagen copiada de la red.

5 comentarios:

Maribel dijo...

No te imaginas Pepe la nostalgia que he sentido leyéndote. ¿Hay algo mejor que un relajante paseo por la orilla del mar mientras te llenas de la belleza de un ocaso dorado sobre las aguas azules de un Cantábrico en calma?... supongo que sí, pero yo no lo cambio por nada.
Bienvenido de nuevo, te echaba de menos.
Un beso.

MaRa dijo...

Pues sí, me has provocado envidia y al igual que tú pienso que eso de la envidia sana no existe. Así que imagino que tipo de envidia siento ahora mismo.

Un saludo

chusbg dijo...

Pues yo iba a decir lo mismo, me he fijado en lo que dices que no existe ninguna envidia sana, estoy muy de acuerdo contigo en eso y es una frase que se repite mucho y no estoy del todo de acuerdo.

Espero que hayas podido arreglar los problemas que tenías y vuelvas por tus fueros. Haciendo una broma, pues es mejor reirse hasta de nosotros mismos, es que cuanto más mayores nos hacemos más nos falla el disco duro y el blando y el hardware y el software y...
pero como tu dices hay que seguir dando guerra.

Saludos

Pepe dijo...

Chus, lo del disco blando, sin comentarios. En cuanto a los problemas muchas gracias, como digo las circunatancias de índole informático por suerte.
Saludos

Anónimo dijo...

Eres un gran observador y,transmites las cosas con una magia especial.
saludos
mari

Sígueme

  • Algunas cosas directamente a tu e-mail

  • O suscríbete por otras vías:RSS

Frase del día

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.

Últimos comentarios

pellón - 2015. Con la tecnología de Blogger.

Fotos Flickr

Roy Tanck's Flickr Widget requires Flash Player 9 or better.

Get this widget at roytanck.com

Agregar a favoritos

Add to Technorati Favorites