5 de enero de 2007

 21:44      ,    1 comment
Aunque los tiempos que corren no son de lo más esperanzadores, refiriéndome al panorama que se está viviendo en nuestro país en las últimas fechas, tenemos la suerte de que la noche que ya está entrando en nuestras casas, se llena de magia. No solamente referida a los pequeños, sino a los mayores, habrá que procurar que aunque no lo sea, intentarlo por lo menos.
Cuando los Reyes llegaron al portal de Belén para adorar al niño Jesús, con sus prebendas, regalos y tesoros, no tenían idea de lo que eso podría traer en el futuro. Me remito a las pruebas, ya no es solamente hace años, cuando afloraban mis recuerdos, me refiero a ahora mismo, hoy no cierran hasta la medianoche, que cosas.
La verdad es que la historia no se pone de acuerdo cuantos Reyes Magos había y claro, tampoco es esa la cuestión, la cantidad no creo que importe mucho. Por lo menos para los más pequeños, con tres y cargados de regalos, son suficientes. Para los mayores, que os voy a contar, habrá quién para muchos o pocos, puede haber solamente un rey, o varios y seguro que también, ninguno, es decir que no tendrán reyes, ni muchos ni pocos. No creo que la magia de esta noche, alcance a todos, por desgracia, aunque no es tiempo para ponernos tristes, así que de eso nada.
Los recuerdos afloran a mi mente, a borbotones, cuando a estas horas, estaba impaciente, intranquilo, como no, esperando poder ir a la cama con mis hermanos y dormir o por lo menos intentarlo, escuchando el menor ruido y así esperar la mañana. Cuando aún existía el amanecer, desperezándonos, abrazando la mañana, correteábamos por el pasillo, en busca de nuestro balcón, donde la tarde noche anterior, habíamos colocado nuestros zapatos, ávidos de poder encontrar en ellos nuestros regalos.
Después de muchos años, hoy me encuentro en la magia de esta noche, ha cambiado el escenario, ha cambiado mucho la vida, pero lo que no ha cambiado son los recuerdos, siguen intactos, eso sí con algunas connotaciones que de alguna manera me hacen ponerme triste. Pero no, no me pondré triste, lo haré por ellos, sé que les gusta verme contento y por eso cada día que pasa lo intento y lo consigo, esa es mi mejor magia.
Que toda la magia de esta noche, os hechice y os traslade a los mejores sueños de vuestra infancia para que así, de alguna manera os encontréis muy a gusto.
Saludos

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Como muy bien dices hoy es una noche de magia,una magia que debe perdurar toda la vida.
Los recuerdos vuelven a aflorar a mi mente y parece que fué ayer cuando los Reyes llegaban,no había forma de dormir,los nervios hacían acto de presencia y claro,nuestros padres decian que si no dormiamos los Reyes pasaban de largo.
!Que recuerdos tan maravillosos aquellos años en que la inocencia aún existía!Los recuerdos perdurarán toda la vida y si algún día tenemos nietos volveremos a disfrutar de cuando nosotros fuimos niños.
Men

Sígueme

  • Algunas cosas directamente a tu e-mail

  • O suscríbete por otras vías:RSS

Frase del día

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.

Últimos comentarios

pellón - 2015. Con la tecnología de Blogger.

Fotos Flickr

Roy Tanck's Flickr Widget requires Flash Player 9 or better.

Get this widget at roytanck.com

Agregar a favoritos

Add to Technorati Favorites