9 de junio de 2010

Nuestra Cantabria infinita, suma y sigue con vocablos y adjetivos. Todos le sientan como anillo al dedo, como suele decirse. Pero, siempre hay un pero y en esta ocasión no iba a ser menos. El abandono que sufrimos desde tiempos inmemorables es abrumador. Ya en los tiempos de la dictadura, nuestro caudillo nos marginó la comunicación con el Mediterráneo a través de Burgos debido a las presiones de la oligarquía vasca que veía que podía peligrar su negocio con la meseta.
Aquellos olvidos siguen hoy en día, los años pasan sin que veamos los avances que los gobiernos centrales de uno u otro bando auguraban para el territorio español. Los cántabros atónitos y expectantes nos quedamos anclados en el pasado, rememorando lo que nos ocurrió con nuestro Santander-Mediterráneo. La historia se repite y una vez más nos vemos relegados a la cola del desarrollo en comunicaciones respecto al resto de Autonomías del Estado. Es de temer que cuando Cantabria quiera subirse al carro de las nuevos medios de transporte, el resto de nuestros vecinos estén ya con otros muchos más modernos quedando como siempre en esa cola que ahora tenemos como cruz.
Mientras tanto, nuestros gobernantes autonómicos están desaparecidos como siempre se ha dicho "está tu padre en casa?...., sí como si no estuviera......". Tirándose los trastos como siempre siendo los paganos los ciudadanos para no variar. Nuestros mandatarios rimbombantes van y vienen a la capital del reino como marionetas, pero sin soluciones.
No me gustaría tener que usar el "Cantabria inerte" para referirme a mi querida Cantabria.

0 comentarios:

Sígueme

  • Algunas cosas directamente a tu e-mail

  • O suscríbete por otras vías:RSS

Frase del día

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.

Últimos comentarios

pellón - 2015. Con la tecnología de Blogger.

Fotos Flickr

Roy Tanck's Flickr Widget requires Flash Player 9 or better.

Get this widget at roytanck.com

Agregar a favoritos

Add to Technorati Favorites