21 de septiembre de 2008

Otro año más al finalizar las fiestas del desembarco de Carlos V, el mes de septiembre toca a su fin, con él, la llegada del otoño, como siempre espectacular. El olor de la tierra, el olor de los bosques, todo este conjunto le da un toque de misterio acompañado de la caída de la hoja con sus inigualables colores, pintan los lugares hermosos para admirar.
Después de la introducción, paso a describir a grandes rasgos para los que no sepan de que va lo eso del "desembarco", un acontecimiento que mueve a cientos de personas para escenificar el último viaje del Emperador Carlos V, en su viaje hasta el Monasterio de Yuste (Cáceres) que fue donde falleció. El pueblo se llena de personajes típicos de época recorriendo las calles, animando con sus cantos y trovas, dando un ambiente festivo que se prolonga durante tres días. La fiesta se prolonga hasta que la escenificación llega hasta Yuste, despues de participar todos los municipios del recorrido.

1 comentarios:

Lara dijo...

El otoño, mi estación preferida.... todos los años es como si renaciera con él ;)
Muuuuuacks!

Sígueme

  • Algunas cosas directamente a tu e-mail

  • O suscríbete por otras vías:RSS

Frase del día

Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.

Últimos comentarios

pellón - 2015. Con la tecnología de Blogger.

Fotos Flickr

Roy Tanck's Flickr Widget requires Flash Player 9 or better.

Get this widget at roytanck.com

Agregar a favoritos

Add to Technorati Favorites